¿Deben ir de la mano el plan de entrenamiento y plan nutricional?

¿Deben ir de la mano el plan de entrenamiento y plan nutricional?

Normalmente cuando decidimos ponernos en forma o empezar con una vida más saludable, nos apuntamos al gimnasio y comenzamos a hacer ejercicio. Inmediatamente consideramos que es importante tener un plan de entrenamiento personal que nos permita marcarnos los objetivos y dejar claro hacia qué dirección queremos avanzar.

No obstante, en muchas ocasiones obviamos lo importante que es disponer de un plan nutricional a medida con nuestros objetivos y con nuestro plan de entrenamiento personal.

Un plan nutricional debe ser único y personalizado, si no consigues que el plan se adapte a tus gustos, rutinas, horarios y a tus entrenamientos, tendrás que ser tú el que se adapte, y esto es mucho más complicado ya que se acabará abandonando por la monotonía.

La solución es crear un plan de entrenamiento y un plan nutricional acordes, que se complementen y que ambos te ayuden a trabajar en la línea de tus objetivos.

En ocasiones hemos hablado de lo importante que es hacer un análisis inicial antes de preparar el entrenamiento personal, de esta forma conoceremos la situación de la que partimos y podremos fijar unos objetivos realistas, alcanzables y que también supongan un reto.

Con el plan nutricional sucede exactamente lo mismo, si se realiza un plan que se exceda de nuestros objetivos, contenga alimentos o comidas que son totalmente opuestos a nuestros gustos y conciliación laboral, personal o deportiva no se obtendrán resultados satisfactorios.

Por eso, la respuesta a la pregunta siempre debe ser sí. Independientemente del tipo de entrenamiento personal del que dispongas tu plan nutricional debe seguir una línea coherente con este y facilitarte tu recorrido hasta la meta.

No Comments

Post A Comment

*